Noticias

Opinion (16)

 

 

Definitivamente vivimos una sociedad de gente apurada que no va a ninguna parte.

La TV nos incita a ver concursos insulsos y pelotudos donde el slogan más apropiado bien podría ser: “El que piensa, pierde”.

Es cierto que conviene hacer un alto en estos convulsos tiempos que vivimos, pero quien evite pensar…como diría el caballo: “Está herrado”.

 

La Sociedad del Conocimiento  no es parte del futuro. Ya llegó y es nuestro deber incorporarnos a ella, pues de lo contrario quedaremos más pasados de moda que el cassette, el catre de bronce, las polainas o la virginidad.

Me dio pena no ver a ningún medio de comunicación en el Seminario  sobre Adaptabilidad a la Sociedad Digital, realizado en dependencias del ex Congreso Nacional, la semana pasada.

La discreta imaginación  de quienes manejan nuestra TV ya la conozco: unas palabras de Pamela Díaz venden más que una charla de Pablo Valenzuela (Premio Nacional de Ciencias) y una exposición de Claudio Naranjo es casi nada frente al raiting que puede brindar una teta de Pamela Díaz exhibida a todo el país.

Igual me deja intrigado una cosa…y es que cada vez que asisto a un Seminario de este jaez, están los mismos políticos de siempre. El senador Francisco Chahuán, el ex senador Cantero…y a veces se suma Guido Girardi.

   (Carlos Cantero hace uso de la palabra. A su derecha, el senador Francisco Chahuàn)

 

¿Será prioridad para la clase política este tema? ¿O se los consume la cotidianeidad?

Edward de Bono, el gurú del pensamiento creativo, cuenta la historia de alguien que tenía un coche con un costado de color blanco y el otro de color negro. Cuando le preguntaron el motivo contestó que se divertía muchísimo al ver a los testigos de sus accidentes discutiendo en el juzgado: «Un coche blanco se saltó el semáforo…»; «no, el que se lo saltó era un coche negro…».

La sociedad que emerge en este final de siglo tiene no dos, sino infinidad de facetas distintas. Depende del ángulo desde el que la observemos, pues la definición y las observaciones de un ingeniero diferirán de las que haga un economista o un político.

Tal vez por ello quienes tratan de esta cuestión -que son muchos- hayan acuñado tantos términos para describir los diferentes aspectos de la época que estamos viviendo: sociedad del conocimiento, sociedad de la información, sociedad interconectada, mundo digital, sociedad postindustrial, sociedad informacional, nueva economía, economía digital, etcétera.

 

El ex parlamentario Carlos Cantero habló firme y claro: la Sociedad Digital debe terminar con la banalidad de una televisión que sólo opera como efecto narcotizante, donde la emoción reemplaza al pensamiento premeditado y el sensacionalismo termina por eclipsar la reflexión oportuna.

Mención aparte merece la preocupación de Cantero por una espiritualidad feble, donde “la ciudadanía percibe la captura de la espiritualidad por un materialismo minimalista de la dignidad humana”.

Nada más cierto. El materialismo exacerbado privilegia en grado superlativo el valor del dinero, casi como escala única para medir no solo estatus, sino valores y principios. “Dime dónde vives y te diré quién eres”.

 

Añadió que se acabó la Era de la Competencia, la que ha sido reemplazada por la de la Colaboración.

Y como más convencen cifras que argumentos, me quedé pasmado cuando Francisco Chahuán señaló que en el año 2040… ¡el 50 por ciento de los chilenos tendrá un padre extranjero!

¡Usted puede concluir cualquier cosa de ello…pero no puede quedarse sin opinión!

Esta realidad está a la vuelta de la esquina…

¿Es buena…mala…regular? 

No lo sé, pero que nos va a cambiar el modo de vivir… y convivir, claro que sí.

JORGE ABASOLO

 

 

 

 

 

Una Noche de Trovadores se tituló la presentación en vivo realizada en la Casona de Caupolicán con la participación de los artistas Marcelo Pavés (  apellido que en este caso se escribe con “s” ) , Alex Garrido Farías, Henry Vallejos y Cristian Vidal Asenjo.

Respecto de los mencionados artistas, Marcelo Pavés comenzó en 2012 a componer y tocar guitarra en Concepción donde participa en 2013 en la convocatoria de las Escuelas de Rock, siendo seleccionado para participar en el Festival de Música Nacional Rockodromo 2014, comenzando así una carrera musical ascendente como solista en importantes  actividades como “Museos de Medianoche” organizado por la DIBAM y además ha compuesto música para teatro, ha grabado canciones de su autoría, cinco videos que están en youtube y sigue actuando en diversos escenarios de nuestro país.

Henry Vallejos es vastamente conocido en los círculos artísticos sureños. Actualmente forma parte del staff de músicos del cantautor angolino Daniel Salinas Muñoz, con quien ha realizado varias presentaciones en la región y el país. Henry Vallejos nació en Lanco y realizó sus estudios formales de guitarra clásica y composición entre 2007-2008 en la Escuela Moderna de Música de Santiago conocida por la excelencia de su avanzada enseñanza musical en Chile . Desde 2009 ha participado en diversos proyectos artísticos como Ensamble  Latinoamericano, La Vieja Escuelita y Suspiro Sureño en Angol, Esteban Rosales y las Vetustas Cachañas de Collipulli. Ha realizado estudios de Técnico en Sonido en el Instituto Santo Tomás y durante cuatro años fue el encargado del estudio de grabación del Centro Cultural de Angol. Actualmente participa en el colectivo “Frontera Sur” en diversos trabajos de audio, imagen, producción musical y grabaciones.

Alex Garrido Farías nació en Lanco. La temática de su música es social, amorosa y de la vida cuotidiana. Ya registra diez año de creación musical propia y su presentación se basó en parte de un CD íntimo lleno de historia y desarrollado  bajo el rigor del registro en vivo. En 2017 realiza una gira nacional desde La Serena a Coyhaique financiada con el Fondo de la Música CNCA, proyectando difundir esta obra en este 2018. Ha compartido escenario con Santiago del Nuevo Extremo y junto a su carrera dicta talleres artísticos en establecimientos educacionales.

Cristian Vidal comienza a tocar guitarra en 1986 interpretando a Violeta Parra, Silvio Rodríguez y Víctor Jara. Más tarde compone canciones manteniendo siempre  la realidad social,  el amor y el desamor como temas de sus creaciones . Muy joven trabaja en la construcción y otras labores hasta terminar sus estudios sin dejar jamás de cantar en peñas y actos solidarios en Santiago . Llega a Angol en 2001 y por razones de trabajo deja la música, que vuelve a recuperar en 2017 con nuevos bríos y nuevas creaciones. Hoy es parte del equipo que creó la Casona de Caupolicán junto a otros gestores y artistas que dan vida a este singular aporte a la cultura y el arte en nuestra ciudad.

 

  El fallecimiento del ex senador Antonio Horvath ha sido lamentado por todos los sectores políticos, pues el extinto parlamentario fue un luchador incansable por la región de Aysén que representó como diputado y como senador. Su pasión por esta zona aislada de nuestro país lo llevó a ser además un gran luchador por los recursos naturales y la conservación del medio ambiente, reaccionado ante la depredación causada por la acción humana , denunciando  la explotación de todos los recursos naturales. Todo ello formó parte de su incansable acción pública y legislativa en favor de una vida natural que conservara nuestras riquezas para las futuras generaciones. También el ex parlamentario fue una persona muy cercana al arte, pues era un destacado pintor que reprodujo los paisajes de la zona sur a la que representó con singular entrega. Hoy quienes compartieron con él, reconocen su integridad , su honradez  y honestidad,. En otras palabras el ex senador Antonio Horvath es sobretodo un ejemplo para muchos parlamentarios de todas las bancadas que generalmente a corto tiempo de ser elegidos olvidan que representan a la zona donde han obtenido votos y han sido favorecidos por los electores. El nunca olvidó su región.  En el parlamento faltan muchos Antonio Horvath y su deceso ha sido y es una gran pérdida para el país.

Este domingo se celebró en todo el país el Día del Patrimonio Nacional y Angol no fue la excepción, ya que no sólo tiene históricamente una importante cantidad de artistas, sino que también existe una significativa  cantidad de personas que aprecian el arte, las construcciones antiguas, las artesanías, el folklore, muchos de las cuales son también creadores y creadoras de hermosas obras que hemos podido ver en más de alguna oportunidad en las ferias artesanales. Hay grupos de jóvenes que además son parte de los creadores  en distintos géneros musicales que van desde el rock hasta las rancheras y Angol se ha enriquecido con estos aportes que son parte de la cultura como lo son las historias institucionales y las historias individuales de personas destacadas en todos los aspectos de la vida diaria.

También son aportes culturales las personas que guardan las tradiciones familiares y comunales, que constituyen el patrimonio vivo de cada comunidad , que forman parte de los barrios y las calles tradicionales de Angol y son parte de esta cultura que hace  de cada ciudad entidades con vida propia y características únicas.

Este  nuevo Día del Patrimonio Nacional  ha sido una hermosa oportunidad para reafirmar y reconocer y respetar los valores que poseemos, las personalidades que han dado lustre y esplendor en todos los aspectos de la vida ciudadana a nuestra ciudad, los que siempre deben ser reconocidos  y respetados. Angol ha sido cuna de mujeres y hombres notables y nuestro deber es recordar sus obras y sus vidas como ejemplos  de personas que han entregado enseñanzas de vida, trabajo y creatividad.

Profesor  José Nova  Zapata  fue  su gestor

 

Como un espacio cultural y artístico para generaciones de niños artistas, define hoy día el Profesor José Nova Zapata a la Escuela de Educación Artística Municipal, que desde el año 2005 ha funcionado en Angol con singular éxito e interés para aquellos niños que poseen condiciones musicales y artísticas, de la que José Nova fue su impulsor principal y por la cual han pasado muchos niños que hoy día ya cursan estudios superiores o que incluso han egresado de alguna carrera universitaria.

Profesor y Músico

Proveniente de una familia del ámbito rural, su abuela era cantora y guitarrista, así el futuro profesor José Nova fue heredando el amor por la música, que lo transforma en alumno de la Universidad de Concepción , donde conoce a su compañera  de promoción Carmen González Corte con quien inicia un pololeo que se convierte en matrimonio y en residir en Angol  definitivamente. Es Profesor de Estado en Educación Musical, se perfeccionó en el Conservatorio de Concepción como contrabajista y desde  1984 Angol es su nueva ciudad. Dentro de su perfeccionamiento, José Nova posee Postítulo en Administración Educacional, Diplomado en Gestión Cultural y Postítulo en Gestión y Desarrollo. Ha tenido la ocasión de ejercer la dirección orquestal y coral y ha sido Presidente Nacional de la Sociedad Coral de Profesores de Chile. En Angol ha ejercido la docencia primero preferentemente en el Liceo Comercial y luego  en otros establecimientos educacionales .

Nace  la educación artística

Con visión de futuro José Nova inició la idea y la concreción de tener una Escuela de Educación Artística  para los niños y jóvenes de Angol. El Alcalde de ese momento era Obdulio Valdebenito en su primer gobierno comunal.  José “Pepe”Nova manifiesta que los talentos de los niños están latentes y que los padres suelen ser los primeros en descubrirlo. La Escuela de Arte Municipal comenzó a ser realidad desde abril de 2005, y el Consejo Municipal compuesto por Mirta Torres , Mónica Rodríguez, Daniel Salinas, Enrique Rusell, Enrique Neira y Sergio Zamora decreta en agosto de ese año el funcionamiento de esta nueva entidad educativa, que comienza una tarea de enorme significado para los niños talentosos de nuestra ciudad. Hay cursos de Guitarra Clásica, Violín, Viola, Chelo, Contrabajo, Teatro, Canto, Piano, Flauta Traversa. Se compran instrumentos con fondos de cultura. La receptividad es buena entre los padres y se transforma en una necesidad y una satisfacción para ellos y sus hijos. Los Profesores de la  Escuela son de primer nivel en nuestra región: Iván Pizarro en violín y viola , Cristóbal González en chelo, Iván Riffo en guitarra clásica, Carmen González en Flauta Traversa ,Franco Quintana en piano, Venezia Cabezas en Canto, Mauricio Durán en Teatro y Marcela Fariña en Danza forman el estamento docente de esta Escuela de Arte, a la que no olvidan sus ex alumnos para seguir colaborando con quienes les formaron artísticamente. José Nova Director de la Escuela de Arte se siente orgulloso de los logros que ha significado en estos años varias presentaciones en diversas ciudades de Chile y que seguramente seguirá por la senda del progreso artístico y cultural propio de la Escuela de Arte, de su Director  y de sus Profesores.

 

 

 

 

 

En nuestra sección de opinión recibimos la siguiente información relacionada con nombramiento en cargos en forma indebida durante el Gobierno de Michelle Bachelet. Juzgue usted clon los antecedentes expuestos:

 

TUTOR DE PROGRAMA DE FORMACION DE ESPECIALISTAS NO CUMPLE CON REQUISITO DE ESPECIALISTA Y SE FINANCIA CON HORAS ASISTENCIALES DEL HOSPITAL EL PINO.

Además de recursos del Programa de Formación de Especialistas de la Atención Primaria de Salud.

En la segunda semana de mayo de 2016 la prensa informaba la salida del Ministerio de Salud del Médico José Concha Góngora, pareja de la Jefa de gabinete de la Presidenta, Ana Lya Uriarte. 

Hasta el 31 de marzo de 2016 se había desempeñado como Jefe del Departamento de Calidad y Formación, a cargo de la formación de médicos y odontólogos especialistas y los primeros seis días de abril como Jefe de la División de Gestión y Desarrollo de las Personas.

La renuncia de Concha al cargo de Jefe de la División de Gestión y Desarrollo de las Personas, se produjo solo a días de haber asumido dicho cargo. Una de las razones sería por diferencias con la Ministra de Salud Carmen Castillo, por el proyecto de ley de mejoras salariales de los profesionales de la ley médica, según se dijo. Otra razón sería la oferta de un cupo de especialización en psiquiatría adulto que una universidad privada le habría otorgado.

Cualquiera sea la razón de su salida del Minsal en mayo del 2016, lo que no tiene explicación alguna es su contrato a honorarios en el Servicio de Salud Valparaíso – San Antonio, entre abril y diciembre 2016, desempeñando la función de Fortalecer Plan de Formación de Especialistas Tutores, sin ser especialista. La condición de no especialista se puede constatar en la página del Registro Nacional de Prestadores Individuales de la Superintendencia de Salud.

Coincidentemente con dicho contrato, la Universidad Andrés Bello tiene como campo clínico el Hospital Claudio Vicuña dependiente del Servicio de Salud Valparaíso San Antonio, el que tiene las especialidades de Medicina Interna, Cirugía, Pediatría, Cirugía infantil, Ginecología, Obstetricia, Urología, Neurología, Anestesiología, Emergencia Adulto e Infantil y Psiquiatría, especialidad a la cual Cocha habría ingresado ese año.

 

Lo mismo ocurre el año 2017, José Concha es contratado entre enero y diciembre a honorarios por el Servicio de Salud Metropolitano Oriente, para formar parte del equipo de “Tutores de Formación - Personal Médico”, también sin cumplir el requisito de especialista.

Sospechosamente el Servicio de Salud Metropolitano Sur lo contrata a pocos días, de su salida del MINSAL, desde el 18 de abril al 31 de diciembre de 2016, por 33 horas, con desempeño en la Dirección de dicho Servicio de Salud.

Durante el 2017 se prorroga su contrato durante todo ese año. Sin embargo, para el presente año 2018 su contrato ya no lo realiza la Dirección del Servicio sino el Hospital El Pino. Lo que sospechosamente coincide con que dicho recinto hospitalario es campo clínico de la Universidad Andrés Bello, en las especialidades de Medicina Interna, Cirugía, Pediatría, Ginecología, Obstetricia, Neurología, Emergencia Adulto y Emergencia Infantil, Urología y Psiquiatría, especialidad que cursa el médico Concha, cuyo cupo lo habría obtenido a su salida del MINSAL.

 

 

 

 

En Chile a nadie se le ocurriría sobornar a un carabinero, aunque a nivel de oficiales podemos pensarlo, pero...¿quién devuelve el dinero de más que le pasan equivocadamente en un banco? ¿quién devuelve a su empresa el viático que no usó?  ¿Cuántos apelan a un amigo para sacarse un parte? ¿Quién saca de su error al mozo que le cobra menos en un restorán?  ¿Cuántos han hecho uso de licencias médicas truchas?

Que los norteamericanos están cada vez más poco honestos fue la conclusión de un estudio publicado a comienzos de año por la prestigiosa revista “Fortune”. En el gran país del norte queda demostrado que los jóvenes son más deshonestos que los viejos, los hombres más que las mujeres y los ricos, más que los pobres.

Recabando material para esta columna, junto a dos amigos periodistas, un sociólogo y un ingeniero comercial salimos a la calle para encuestar a 230 personas. La misión fue sin pretensiones científicas, aunque los resultados nos permitieron bocetear nuestra mentalidad nacional en este tipo de área.

Como todo trabajo hecho a conciencia, nos sorprendieron algunas respuestas.

La primera pregunta que formulamos fue la siguiente: si por casualidad se encontrara en la calle una billetera con un millón de pesos, ¿devolvería el dinero a su dueño?

Un 30 % respondió que no.

Suponemos que la respuesta ha sido “honesta”, a pesar del sentido de la misma.

Un 64% de los chilenos no corregiría el error de un mozo en un restorán que le cobra menos de lo consumido.

Un 43% eludiría impuestos si pudiera;y un 29% cambiaría la radio de su auto, engañando a la compañía de seguros.

Estos datos podrían explicar el por qué la mutua desconfianza constituye un rasgo tan típico del carácter chileno.

Sospechar que a uno lo están haciendo leso en un garage de autos, en un supermercado, ¡hasta en la clínica! tiene su origen en el presentimiento de que la honestidad no es una virtud muy apetecida en Chile.

Sin embargo,  a partir de las respuestas de los 230 entrevistados podría concluirse que aquello que más abunda en nuestra sociedad es la “manga ancha”. La frase “depende de la cantidad” marca la diferencia entre darse o no la molestia de devolver lo ajeno o comenzar a sentirse culpable por estar haciendo algo “muy, pero muy” deshonesto.

 

 

Aquello de que ni las personas ni la dignidad se compran, parece ser una convicción muy asentada en nuestro país. De este modo, las más drásticas negativas se refieren a recibir o entregar dinero a cambio de favores privados. Por ejemplo, un 95% de los entrevistados no aceptaría ni por un millón de dólares la “propuesta indecente” de Robert Redford. Y si bien podría pensarse que la negativa estaría condicionada por los celos y el machismo ambiental, en el caso de verse “comprado” como jurado de un festival de la canción, un 85 % afirma que no transaría su voto ni por un millón de pesos. Sólo el 14% restante admitió que se dejaría sobornar.

Dejemos que hablen las cifras…

 

¿Omitiría declarar algunas ganancias anuales para pagar menos impuestos?                             

SI...........43%                     

NO.........57%       

Un 73% de los jóvenes entrevistados se inclinó por evadir impuestos, en tanto que de los adultos sólo un 46% lo haría.

 

Si fuera jurado en un Festival de la Canción, ¿aceptaría un millón de pesos a cambio de su voto?

SI.....................14%

NO...................86

¡Sin comentarios!

 

 

 

El dueño de nuestro satélite natural fue un chileno.

Sí, señores.  Y aunque la historia es un tanto conocida, conviene poner énfasis en algunos detalles de este caballero que murió en Rocas de Santo Domingo, en junio de 1998, de manera apacible, en compañía de su tercera mujer  y sin desatar mayores  estridencias en su trecho final por la existencia.

Jenaro Gajardo Vega, era el propietario legal de la Luna desde el año 1953.

Era abogado, bueno para conversar y relatar historias, exagerando algunas hasta convertirlas en fábulas, lo que revela una imaginación verniana, o de judío en apuros y cobrando intereses.

Esto lo digo con conocimiento de causa, pues don Jenaro fue amigo de mi padre, al que acompañaba en juergas y parrandas bien regadas.

Cuando la familia de este columnista vivía en Talca, don Jenaro solía visitar nuestra casa, pero yo era tan chico que no me salían ni los primeros mocos, de modo que lo que narro a continuación son relatos infidentes de hogar, que le oí años después a mi padre y a mis hermanos mayores, incluyendo a  mi hermana María Teresa, que tiene una memoria elefantiásica.

Jenaro Gajardo inscribió la Luna en el Conservador de Bienes Raíces de Talca, el año 1953. ¿De dónde pudo salir tan peregrina como original idea?

Mi padre lo relataba así:

-“Jenaro era un decepcionado de la naturaleza humana. No le gustaban los habitantes de esta quejumbrosa tierra. Decía que acá había mucha envidia, mucha traición, mucha maledicencia. Entonces, como un acto de protesta, como un modo de intervenir en la selección de su gente optó por purificar el ambiente. 

Jenaro no fue un resentido social, como se ha dicho en más de una oportunidad. Es cierto que muchos talquinos son medio pesados, elíticos y creen que llegaron a este mundo con los impuestos pagados, pero eso en nada influyó en la forma de ser y de conducirse de don Jenaro”.

También es cierto que no le permitieron ingresar al exclusivo Club Social de Talca, por contar con un patrimonio ínfimo.

Ocurre que a don Jenaro lo invitaron a ingresar al Club Social de esa ciudad, pues había muerto uno de sus directores. Designaron a don Jenaro, pero cuando leyeron el acta, uno de los directores se opuso. Dijo que don Jenaro era muy joven y que, además, no contaba con propiedades.

Jenaro Gajardo se fue dolido y con la cola entre las piernas. Comenzó a caminar por las calles de la ciudad, en momentos en que había Luna llena. Y empezó a observar nuestro satélite natural, concluyendo que esa Luna tenía sus buenos kilómetros de diámetro, tenía deslinde, pertenecía a la Tierra y nadie en el mundo la había inscrito. Con la rapidez de una copucha, don Jenaro llevó la palabra a la acción.

Luego de inscribirla en el Conservador de Bienes Raíces, volvió al Club convertido en propietario de la Luna, encarando al fulano que se había opuesto a su designación:

-Sepa usted que ahora soy dueño del satélite lunar.

El aludido se levantó de su asiento y le pidió que lo perdonara.

Don Jenaro lo perdonó.

El resto es historia más o menos conocida.

En junio de 1969 el presidente de los Estados  Unidos, Richard Nixon, envió un cable a la embajada de Yanquilandia en Chile, de modo que al rato llegaron unos gringos a casa de don Jenaro para leerle el cable: “Solicito en nombre de los Estados Unidos autorización para el descenso de los astronautas Neil Armstrong, “Buzz” Aldrin y Michael Collins en el satélite que a usted le pertenece”.

Talca es ahora una ciudad amable, lejos del arribismo y de las “diez familias”. Es hora de que una de sus calles lleve el nombre de Jenaro Gajardo Vera.

Si no lo hacen, me veré en la obligación de pensar que sus habitantes “viven en la Luna”.

 

En esta foto aparecen de izquierda a derecha: Julio Abasolo Aldea (padre de Jorge Abasolo Aravena), José Miguel Cruz (por entonces director del Museo de Bellas Artes de Talca y Genaro Gajardo, el chileno dueño de la Luna. Los tres eran compinches…grandes amigos.

La foto corresponde al balneario de Constitución, año 1950.

 

JORGE ABASOLO ARAVENA

 

Ya está en la historia el terremoto que remeció la región de Sendai, en Japón aquel 11 de marzo de 2011, pues ha sido el más violento que registra la historia de ese país.

Dicen que fue tan intenso que hasta las gallinas daban los huevos revueltos.

Sin embargo, todo episodio –por dramático que sea- sirve para aleccionar, o sacar conclusiones edificantes.

Los saqueos, algo tan recurrente después de los terremotos en otras sociedades…¡en Japón no se dieron!

Por otra parte, este país demostró asombrosamente estar bien preparado para una falla tectónica de estas dimensiones.

El sismo causó relativamente poco daño directo a los edificios. Incluso en Sendai, merced a las estrictas normas de construcción dispuestas después del terremoto de Kobe en 1995, que mató a 6 mil personas.

Le invito a pensar en el caso de Chile…y saque usted –amigo lector- sus propias conclusiones.

Durante muchos años Japón fue una especie de isla respecto del mundo.

La primera apertura fue el resultado de la famosa incursión del comodoro Matthew Perry en la bahía de Tokyo, en 1853.

Hasta la llegada de Perry, Japón había extremadamente selectivo en sus relaciones con el mundo exterior.

Y aprendieron luego que el planeta es una comarca mundial, imitando lo mejor de cada país que miraban como ejemplo.

Japón ya lleva décadas con una tasa de empleo de no más del 5 por ciento.

¿Cómo es posible que una economía  -varias veces zarandeada- provea tanto empleo?

La respuesta la podemos encontrar en la educación cívica (léase cultura japonesa).

Las grandes empresas de renombre consideran que es su deber ofrecer la mayor cantidad de empleos posibles y no despedir a nadie.

Ahora, para que las empresas cumplan este ambicioso desafío, los trabajadores aceptan salarios flexibles. Por ejemplo, en tiempos de “vacas flacas” no reciben bonos, que para muchos  de ellos representan el 30% de su renta anual, y hasta aceptan que se reduzcan sus horas laborales.

Es decir, los empresarios se desprenden porque saben que sus trabajadores son fieles.

Harto distinto a Chile, donde muchos empresarios abusan ante la tendencia al robo y a la pereza del trabajador.

El PBI de Japón puede continuar creciendo porque su economía es tal vez la más tecnológicamente avanzada del mundo, y la más innovadora.   Eso sí, las marcas japonesas ya no dominan el mercado de consumo como antaño. Y es que los Hyundai coreanos son tan buenos como los Toyota, y el iPod de Apple ha dejado obsoleto al walkman de Sony.

Pero la cultura japonesa no se detiene en su mirada innovadora, y hoy en día

están favoreciendo una mayor inmigración extranjera.

No obstante, los más ardorosos defensores de la  inmigración (Kato y Kojima, entre otros) propugnan una INMIGRACION SELECTIVA, al estilo suizo. Ello, aumentaría el número de inmigrantes que trabajen en Japón y les permitiría permanecer más tiempo, aunque tendrían contratos laborales antes de ingresar al país y marcharse con la finalización de los contratos.

Luego de escribir estas líneas…¿no cree usted, amigo lector, que tenemos más de “alguna cosita” que aprender de Japón?

 

 

En esta Semana Santa ya trascurrida fue sepultado el estimado Suboficial Mayor de Carabineros en Retiro don René Dante Reyes Arriagada (QEPD), quien había nacido en Angol el 25 de septiembre de 1918 viviendo su infancia y adolescencia en los hermosos campos de Manzanares donde adquirió las destrezas de un gran jinete, su espíritu bonachón y amistoso y su gran estado atlético que siempre le hizo sobresalir entre sus pares. Tuve la suerte de conocer a René Reyes hace más de cuarenta años, cuando era el concesionario de la Federación de Suboficiales de Carabineros en la solariega calle Artesanos.

Allí compartimos muchas tardes y noches en torno a la conversación, el juego de naipes, la rayuela  y el dominó con estimados amigos como el profesor Fernando Ureta, “Tolo” Ortiz ex funcionario bancario, el conocido agricultor Ruberly Rossi y otras personas que ya  han desaparecido, pero que formaban un círculo de amigos que compartían  la amistad por sobre todas las cosas dentro de los que  René presidía las conversaciones.

  Nuestro querido amigo hizo sus estudios en Angol y Mininco, su Servicio Militar en el Regimiento Húsares donde destacó inmediatamente como un diestro jinete integrando el “Cuadro Negro” de la Unidad. El 16 de marzo de 1939 se integra a Carabineros de Chile, siendo destinado a la segunda Comisaría de Copiapó, unidad donde transmite sus conocimientos ecuestres formando con otros carabineros sureños lo que sería el Cuadro Verde de Carabineros, que se consolidaría más tarde con la creación oficial de esta sección a través de la organización y dirección de otro destacado angolino como  fue el General de Carabineros Enrique Arias González, quien  le dio la estructura definitiva al famoso Cuadro Verde, siendo uno de sus precursores nuestro estimado Suboficial Mayor René Reyes Arriagada. Sin duda una feliz coincidencia que dos angolinos hayan sido los verdaderos fundadores del Cuadro Verde de Carabineros de Chile.

El año 1948 se integra como alumno de la Escuela de Suboficiales de Macul, destacándose como Brigadier Mayor, recibiendo el Premio al Mejor Alumno de parte de la Caja de Previsión de Carabineros. Sirvió también en la cuarta Comisaría de Potrerillos, primera Comisaría de Chañaral, subcomisaría de Feirina, jefe de retén de Huasco y primera Comisaría de Angol, siendo jefe de la Tenencia de Purén.

Como activo ciudadano creó la Cooperativa Campesina de Manzanar con el patrocinio de Indap, el Círculo de Carabineros en Retiro de Angol, la Federación de Suboficiales y Carabineros en Retiro el año 1969 siendo su primer presidente y directivo por varios períodos creando también  el Club de Rayuela institucional. En 1970 crea el Círculo de Suboficiales Mayores en Retiro de Angol que preside varias veces. Su vocación,  su espíritu de bien, de respeto y servicio público han sido reconocidos unánimemente y ahora acompañamos a su esposa Elba Araya, a sus hijos e hijas Herminia, Sergio, René, José, Patricio, María Angélica, Nancy, Ximena y Lilian en este duelo que enluta también al Círculo de Carabineros en Retiro de Angol, donde don René Reyes Arriagada ha dejado una huella que perdurará en el recuerdo de quienes le conocimos y estimamos.

 

“O’Higgins era un resentido”

En su reciente libro, “Crónicas vedadas” (Editorial Catalonia), esta multifacética profesora de Castellano desmenuza fragmentos de nuestra historia, esos que permanecían escondidos bajo un manto de interesados prejuicios

Un acertijo casi convencional señala   que si la historia implica una relación entre el pasado, ¿puede entonces darse una historia objetiva que sea válida en todas las épocas? Partamos aclarando que “objetivo” y “subjetivo” son conceptos relacionados entre sí: el uno implica al otro. En consecuencia, la obra de todo historiador contiene elementos subjetivos y está sujeta a influencias de tiempo y lugar.

En el caso de Mónica Echeverría, logra relieve en su trabajo el rigor litúrgico que impone a éste.  Es claro, sus opiniones son subjetivas, pero tiene un eximente a su favor: el noble respeto por los hechos como sucedieron…y no como se comentaron o interpretaron.

He ahí la diferencia de esta profesora de Castellano, pero que se ha ganado la condición de historiadora merced a un trabajo exhaustivo, el que es respetado aún por quienes no piensan como ella.

Inquieta por antonomasia, su entrega a la docencia no le impidió desarrollar su vocación teatral. Ello explica que haya sido fundadora del ICTUS, donde participó como  actriz y autora en diferentes obras.

Esta vez ha publicado “Crónicas Vedadas” (Editorial Catalonia, donde escarmena con paciencia benedictina ciertos episodios de la Historia de Chile que teníamos como inamovibles…imposibles de reinterpretar.

 

-La historia oficial de Chile señala que jamás en nuestro país se juzgó a nadie por parte de la Inquisición. Pero yo tengo entendido que hubo y tres casos en Chile, que se destinaron a Perú…

-La Inquisición en Chile fue bastante importante y tuvo mucha influencia.

Actuó muchas veces y no para bien, precisamente. A veces juzgaba cosas que hoy día no serían ni siquiera una falta, menos un delito. Creo que la Inquisición actuó en Chile con mucha crueldad; y los que eran juzgados eran enviados a Lima, pues allí la Inquisición tenía su “oficina central”, por decirlo así. Y allá se decidía la suerte de los acusados. Los castigos eran varios e incluía. 

-Su libro “Crónicas Vedadas” es original y desmitifica y deshuesa la historia oficial. Una de las cosas que me llamó la atención de su texto es ese acápite en que asegura que los indios practicaban la idolatría y los pecados del incesto, estupro y sodomía. ¿Era muy básica la moral de ellos?

-Sí, era muy básica. Pero podemos señalar que era la moral que regía por la época. Era –incluso- la moral católica; y anglicana, hasta cierto punto.

-En este aspecto, ¿por qué cree usted que el mapuche o araucano habría de ser así, distinto al picunche  o huilliche?

-Creo que la de los araucanos fue una civilización bastante más abierta y menos rígida…y hasta con menos tabúes que otras.

-Con menos tabúes, aunque con desenfreno…

-También. Hay un caso muy decidor y que lo aborda detalladamente el historiador Armando de Ramón. Dice relación con que las mujeres españolas son raptadas por los indígenas; y que muchos después –cuando ellos logran avasallar- son devueltas    …y que se declaran muy felices y admiten que lo habían pasado muy agradablemente en las comunidades araucanos.

-Reitero que su libro desmitifica y apunta al fondo de los hechos. Por ejemplo, en la época de la Independencia de Chile está borrada la imagen de un personaje deleznable y siniestro, llamado Bernardo de Monteagudo.

-En parte, porque Monteagudo ayudó a la liberación. Eso no quita que en Chile dejara una mala atmósfera…y fue bastante nefasto.

 Había en él bastante más malicia, más astucia que los demás. Y como era un hombre culto, siempre le preguntaban a él cómo emplear prácticas reñidas con la moral, sin que se supiera.

Monteagudo a ratos utilizó métodos bastante sanguinarios.

-¿Habría sido Monteagudo quien llevó a cabo el trabajo sucio de Bernardo O’Higgins? ¿Era el hombre que actuaba bajo las sombras?

-Sin duda. Monteagudo hizo por lo menos una decena de trabajos muy sucios a O’Higgins.

-¿Cree que la Logia Lautarina blindó la imagen de este personaje abyecto?

-Creo que sí. Lo blindó, porque era masón. Hasta en la época de mis padres y abuelos se decía que no había candidato que pudiera llegar a la Presidencia de la República si no era masón.

La Logia Lautarina fue la auspiciadora de la Independencia de parte de América. Pero…¡pobre del que no perteneciera a la Logia! Había un castigo o simplemente se le marginaba.

El poder político e invisible de la Logia Lautaro fue inmenso y su influencia perduró hasta el año de 1820, cuando la Expedición

 

Libertadora zarpó hacia el Perú. En su seno se gestó el aniquilamiento de los hermanos Carrera, Luis y Juan José, y de Manuel Rodríguez.

Como se sabe, ninguno de ellos perteneció a la Logia y fueron considerados obstructores y enemigos del proyecto político de la Logia Lautarina. Estos confiaban  plenamente en la conducción del país por parte de Bernardo O’Higgins.

-Se sabe que O’Higgins tenía virtudes, pero se ha hablado poco de su lado oscuro, de su avaricia y ambición de poder.

-Así es. Creo que O’Higgins ha sido glorioso para la historia de Chile. Pero se han omitido muchos de sus defectos. Cuando no quería a alguien, o cuando le salía un adversario…ahí era implacable.

Por sus orígenes O’Higgins tenía muchos resentimientos.

Eso podría explicar la persecución a los Carrera, que fue de una crueldad inusitada…inmisericorde.

-¿Qué papel cree usted que jugó O’Higgins y Bernardo de Monteagudo en la muerte de Manuel Rodríguez?

-Creo que ambos se coludieron y estuvieron de acuerdo. Los dos actuaron con mucho sigilo, con mucha astucia. Ellos fueron los cerebros, los autores intelectuales del asesinato de Rodríguez.

-En su libro usted pone hasta los nombres de los asesinos de Manuel Rodríguez, cosa que muchos (yo, entre ellos) no sabíamos. Eso no se enseña en la historia secundaria ni universitaria

-¡Es que decidieron borrar ese episodio de nuestra historia! Es cosa de pensar cuanto tiempo se demoraron en encontrar el cadáver.

Fíjese que el historiador Aurelio Díaz Meza, señala que Bernardo de  Monteagudo declaró ante O’Higgins lo siguiente: “Mejor será olvidar, señor director, porque si no fuera así mucha gente se verá comprometida”.

Sin embargo, O’Higgins, que era reconocido por sus resentimientos, extendió su odio contra Manuel Rodríguez hacia toda su familia.  Le diré que Carlos Rodríguez, padre de Manuel, y sus dos hijos, Carlos y Ambrosio, fueron deportados y tuvieron que salir al exilio rumbo a Argentina, por decreto del Director Supremo…¡el señor Bernardo O’Higgins!

-Tengo entendido que dos próceres de la Independencia culpan a O’Higgins por este asesinato. Me refiero a Infante y Camilo Henríquez.

-Exactamente. José Miguel Infante era un gran patriota, pero no pudo permanecer callado ante un crimen tan horroroso. En el diario de su propiedad, “El Valdiviano Federal”, del 28 de mayo de 1818, denuncia con grandes titulares: “Existen evidencias que el coronel Manuel Rodríguez fue asesinado”.   Y claro…también el periódico “El Araucano”, que dirigía Camilo Henríquez mantuvi la misma tesis.

Ya nadie creía en la verdad oficial.

Tanto así, que ante el revuelo que causó la revelación de los hechos entre los ciudadanos, el gobierno se vio obligado a admitir que el capitán Antonio Navarro y dos personajes más estaban detenidos y enjuiciándose por el papel que habrían jugado en la muerte de Manuel Rodríguez.

 

 

Página 1 de 2

Calendario Prensa

« Agosto 2018 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    

Buscar...