Noticias

Memoria e identidad de los descendientes de colonos

Este artículo recoge relatos de cinco descendientes de colonos de la zona -en su mayoría de la tercera generación-, que llegaron  a fines del siglo XIX al sur del país. Un rescate de recuerdos de trayectorias que estas generaciones, algunas ya bien de edad, conservan de distinto modo, siempre orgullosos de su identidad. Historias contadas en Quechereguas, Victoria y Angol, que reviven el recuerdo de sus antepasados y todo lo que dejaron para ellos. Estas son las huellas de los colonos.

SHULZ MUÑOZ

Rosa María Shulz, del sector de Quechereguas, dice que aunque no pudo conocer a sus abuelitos (colonos), siempre tuvo el deseo de hacerlo, por las innumerables historias que se cuentan de ellos.

“…Nosotros vivimos una época muy necesitada, habían muchas falencias;  a veces faltaba el pan, faltaban los alimentos, en general. Comodidades tampoco teníamos, nosotros teníamos velitas, chonchones que le llamaban. Vivimos lo poco y nada que yo estuve acá, supe andar a caballo, aprendí a cortar trigo. Le íbamos a dejar el desayuno y almuerzo a mis hermanos, que estaban trabajando en la loma. Yo recuerdo eso…”

SHULZ MUÑOZ

Anais Shulz, actualmente vive en Quechereguas. Menciona parte de sus raíces y contó parte de sus memorias.

“…No conocí a mis abuelos, pero me contaron como llegaron, las carretas y todo eso. Fue duro para ellos, tenían que sacarse la mugrienta para poder tener algo. Puro trigo sembraban ellos,

tenían que viajar a Traiguén en carreta para poder comprar algo…”

 

REY RINGELE

Víctor Rey Ringele, también de Quechereguas, recuerda la llegada de sus padres y abuelos, el cómo se enfrentaron la llegada a Chile a la colonia.

“…Aquí llegaron un grupo de colonos de diferentes sectores por diferentes medios, entre ellos mi abuelo. Mi abuelo llegó inicialmente a Victoria, pero vendió eso, y con eso pudo comprar esto (terreno en Quechereguas)…”

 

RINGELE DALIDET

Elsa Ringele Dalidet, de 90 años, nació en Quechereguas y aunque actualmente reside en Victoria, tiene muchos recuerdos de la colonia, donde nació.

“…Yo tengo un CD donde salgo yo. Hablo de Quechereguas y de Traiguén; de las seis fábricas que había en Traiguén, con nombre y todo, ahora no me acuerdo (…) La única que queda ahora es la de tejas. Había una fábrica de clavos y después de cocinas, ahí compraron cocinas todos los gringos, antes hacían fuego en tierra no más, sí. Estaba la fábrica de muebles, fábrica de suecas, fábrica de abono, para los potreros; y había una de adobe, pero por allí vive una que tenía el apellido de esa…”

 

DUFEY VILLAFRANCA

Félix Dufey, de la tercera generación de colonos, hoy por hoy tiene domicilio en Angol. Su abuelo llegó muy cerca de Traiguén junto a su familia; contó parte de su historia.

“…El sacrificio fue enorme, porque como todo el mundo sabe no habían caminos, no había nada. Entre una y otra comunidad de suizos, era lejos. Solamente había comunicación por los pastores que venían de un lugar a otro, que hacían enlaces y traían noticias, y también encargos de dónde se podían casar y con quién se podían casar…”

Calendario Prensa

« Septiembre 2017 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  

Buscar...