Noticias

Chile, ¿país honesto? Por Jorge Abasolo

  • tamaño de la fuente disminuir el tamaño de la fuente disminuir el tamaño de la fuente aumentar tamaño de la fuente aumentar tamaño de la fuente
  • Imprimir
  • Email

 

 

En Chile a nadie se le ocurriría sobornar a un carabinero, aunque a nivel de oficiales podemos pensarlo, pero...¿quién devuelve el dinero de más que le pasan equivocadamente en un banco? ¿quién devuelve a su empresa el viático que no usó?  ¿Cuántos apelan a un amigo para sacarse un parte? ¿Quién saca de su error al mozo que le cobra menos en un restorán?  ¿Cuántos han hecho uso de licencias médicas truchas?

Que los norteamericanos están cada vez más poco honestos fue la conclusión de un estudio publicado a comienzos de año por la prestigiosa revista “Fortune”. En el gran país del norte queda demostrado que los jóvenes son más deshonestos que los viejos, los hombres más que las mujeres y los ricos, más que los pobres.

Recabando material para esta columna, junto a dos amigos periodistas, un sociólogo y un ingeniero comercial salimos a la calle para encuestar a 230 personas. La misión fue sin pretensiones científicas, aunque los resultados nos permitieron bocetear nuestra mentalidad nacional en este tipo de área.

Como todo trabajo hecho a conciencia, nos sorprendieron algunas respuestas.

La primera pregunta que formulamos fue la siguiente: si por casualidad se encontrara en la calle una billetera con un millón de pesos, ¿devolvería el dinero a su dueño?

Un 30 % respondió que no.

Suponemos que la respuesta ha sido “honesta”, a pesar del sentido de la misma.

Un 64% de los chilenos no corregiría el error de un mozo en un restorán que le cobra menos de lo consumido.

Un 43% eludiría impuestos si pudiera;y un 29% cambiaría la radio de su auto, engañando a la compañía de seguros.

Estos datos podrían explicar el por qué la mutua desconfianza constituye un rasgo tan típico del carácter chileno.

Sospechar que a uno lo están haciendo leso en un garage de autos, en un supermercado, ¡hasta en la clínica! tiene su origen en el presentimiento de que la honestidad no es una virtud muy apetecida en Chile.

Sin embargo,  a partir de las respuestas de los 230 entrevistados podría concluirse que aquello que más abunda en nuestra sociedad es la “manga ancha”. La frase “depende de la cantidad” marca la diferencia entre darse o no la molestia de devolver lo ajeno o comenzar a sentirse culpable por estar haciendo algo “muy, pero muy” deshonesto.

 

 

Aquello de que ni las personas ni la dignidad se compran, parece ser una convicción muy asentada en nuestro país. De este modo, las más drásticas negativas se refieren a recibir o entregar dinero a cambio de favores privados. Por ejemplo, un 95% de los entrevistados no aceptaría ni por un millón de dólares la “propuesta indecente” de Robert Redford. Y si bien podría pensarse que la negativa estaría condicionada por los celos y el machismo ambiental, en el caso de verse “comprado” como jurado de un festival de la canción, un 85 % afirma que no transaría su voto ni por un millón de pesos. Sólo el 14% restante admitió que se dejaría sobornar.

Dejemos que hablen las cifras…

 

¿Omitiría declarar algunas ganancias anuales para pagar menos impuestos?                             

SI...........43%                     

NO.........57%       

Un 73% de los jóvenes entrevistados se inclinó por evadir impuestos, en tanto que de los adultos sólo un 46% lo haría.

 

Si fuera jurado en un Festival de la Canción, ¿aceptaría un millón de pesos a cambio de su voto?

SI.....................14%

NO...................86

¡Sin comentarios!

 

Calendario Prensa

« Octubre 2018 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        

Buscar...